Constelaciones familiares; que son, para qué sirven y cómo funcionan

Hace ya algún tiempo que la tendencia hacia la comprensión del individuo ha pasado de ser excluyente e individualista a una visión de conjunto, específicamente, a una visión sistémica. En este sentido, se ha revalorizado la trascendencia del conjunto familiar en la formación del individuo, incluyendo la historia de los antepasados y los vínculos inconscientes que existen entre el individuo y su familia, mismos que tendrán una influencia importante en su vida y los acontecimientos a los que se someta durante ella. (Bal-Craquin, 2009)

Un grupo de personas realizando un ejercicio de constelaciones
Constelando

De acuerdo con Burckley, citado por Oblitas L. (2008), un sistema es un conjunto de elementos que interactúan entre sí, es decir, que las acciones llevadas a cabo en uno de los elementos afectan a todos los demás miembros del sistema y viceversa, el conjunto influye en cada uno de los elementos. También refiere que los sistemas no se comportan como un compuesto simple de elementos independientes, sino como un todo coherente e inseparable. Todos los sistemas, sin importar su género y extensión, se rigen bajo ciertas leyes por medio de las cuales se autorregulan a fin de garantizar su supervivencia y mantener el equilibrio. De acuerdo con lo anterior, dentro de una familia la conducta de cada uno de sus integrantes influye sobre los otros y al mismo tiempo recibe su influencia, ya sea favorable o desfavorable; en este intercambio se incluyen los antepasados.
Como ya se dijo anteriormente, bajo la perspectiva sistémica se va más allá de los incidentes aislados para llegar a patrones más profundos, de manera que se pueden reconocer las relaciones existentes entre sucesos para poder comprenderlos mejor e influir sobre ellos. Es decir, una vez que se identifican reglas y patrones repetitivos en los acontecimientos o sucesos es posible influir en ellos y modificar los resultados. El acento se pone en la interacción considerando el contexto en el que se lleva a cabo, se incluyen tanto el sujeto de interés como a las otras personas que interactúan con él en un momento y lugar preciso. (Pastor A. 2003)
Sobre el tema Vallejo (2009) apunta que el modelo de las constelaciones familiares surge de la integración de diversas disciplinas en las que se privilegia el enfoque sistémico. Así mismo, las constelaciones parten de la percepción de lo actual (el aquí y en el ahora) como una condensación de una historia, de un pasado y de un futuro, por lo que la mirada fenomenológica es fundamental en la intervención.
Cada familia tiene una historia particular que está marcada por la vida de cada uno de sus miembros, por los eventos y acontecimientos, por sus costumbres y tradiciones, así como por el sistema de valores, principios, creencias, idioma, religión y prácticas compartidos, todo lo cual es transmitido de generación en generación sin percatarnos del gran impacto que tiene sobre cada uno de sus miembros.
La historia de nuestros antepasados
Nuestro destino se encuentra determinado por la historia de nuestros antepasados. El enfoque sistémico transgeneracional aporta al trabajo terapéutico la posibilidad de comprender la historia psicológica de una familia, ayuda a encontrar los nudos sistémicos o eventos familiares sin resolver y que, a manera de cuenta sin saldar, los nuevos miembros de la familia heredan y se ven obligados a pagar repitiendo, la mayoría de las veces sin darse cuenta, el destino de sus antepasados. (Vallejo M. 2009)
De acuerdo a lo anterior, las dificultades presentes en la vida de una persona, incluyendo los problemas de salud, tienen su origen en la historia familiar, es decir, en acontecimientos que ocurrieron a algún miembro de la familia en el pasado. Estas dificultades se encuentran ligadas especialmente a situaciones dolorosas que padecieron los antepasados. Tales acontecimientos, en especial la actitud con la que fueron enfrentados o la forma en que fueron interpretados por los miembros de la familia, se va transmitiendo de generación en generación de manera inconsciente, es por ello que no es necesario que una persona esté enterada de dichos acontecimientos para que padezca sus efectos. (Conault N. 2009)
Cuando integramos nuestra historia personal con la familiar podemos acceder a una comprensión más profunda de nuestros padecimientos y, lo que es mejor aun, podemos transformar nuestra vida, en tanto que trayendo a la conciencia las cargas o deudas familiares inconscientes podemos disolverlas, cortar con ellas y acceder a los propios recursos para enfrentar el propio destino (Conault N. 2009). Desde esta perspectiva reconocer lo que es, es decir, someterse a la realidad trae consigo la libertad para actuar; ser libre significa que soy capaz de afrontar las consecuencias de mis propios actos y respetar la experiencia vital de los otros (Hellinger B. y Hovel T. 2002)
Constelaciones Familiares ofrece un medio para darnos cuenta que en nuestra red familiar (familia de origen y familia nuclear) existe la necesidad común de vinculación y compensación, dicha necesidad no tolera la exclusión de ninguno de sus miembros. Cuando así ocurre, cuando a algún miembro de la red familiar le ha sido negada su pertenencia, quienes nacen posteriormente dentro de ella inconscientemente repetirán y continuarán la suerte de los excluidos. Lo anterior se define, en el contexto de las constelaciones familiares, como implicaciones sistémicas y su solución se encuentra justamente al reconocer el derecho de pertenencia a la red o sistema familiar de aquellos que fueron excluidos; de este modo el amor y respeto compensan la injusticia cometida con dichos miembros y la necesidad de compensar su suerte por medio de la repetición queda eliminada. (Hellinger B. 2002)
Intervención con Constelaciones Familiares
Para realizar una intervención con Constelaciones Familiares primero hay que tener claro el problema o tema a tratar; puede ser cualquier dificultad o situación conflictiva y/o dolorosa que se presenta de manera recurrente. Además de lo anterior, el o los participantes involucrados en el problema que desean solucionarlo deben tener una actitud de apertura, sin prejuicios, ante lo que se revelará a través de la intervención.
A continuación se elige de entre los participantes a las personas que representarán a los personajes involucrados en el problema planteado y se acomodan en el espacio donde se lleva a cabo la intervención de acuerdo a la imagen interior o idea que se tiene del problema, es decir, de acuerdo a cómo se cree que están relacionados entre ellos: quienes están cerca, quienes alejados , quien mira a quién, etc.; ellos serán el medio por el cual se dará a conocer la dinámica inconsciente presente en la situación; en este momento se les pide que se centren en el personaje que representan y que permitan que su intuición perciba la información de éste; la información puede manifestarse en distintas formas, el representante puede desarrollar algún síntoma o malestar físico del personaje o cruzar por su mente alguna imagen o idea, también puede sentir necesidad de expresar algún mensaje. A partir de lo que los representantes comuniquen verbal o corporalmente podemos darnos cuenta cuales son los órdenes del amor que no se están cumpliendo.

El facilitador experto, al estar centrado en el proceso que se está vivenciando a partir de la intervención, percibe cuales son los movimientos que deben llevarse a cabo en la imagen y cuáles son las frases que necesitan ser expresadas por los representantes para lograr el objetivo de la intervención que es: instaurar el equilibrio en el intercambio, reconocer y respetar el lugar (jerarquía) de cada miembro del sistema, así como reconocer la pertenencia a quienes les fue negada, sin importar el evento por el que fueron excluidos, en otras palabras, lo que se busca es la reconciliación en todas las partes involucradas en el conflicto. Se sabe que se ha llegado a la imagen solución cuando todos los personajes involucrados manifiestan un sentimiento de bienestar (Hellinger B. 2002).
Por Amanda Beatriz Cabrera Escalante
Lic. en psicología con maestría en Constelaciones familiares
Bibliografía.
Bal-Craquin (2009) Contribución de los enfoques transgeneracionales, sistémicos y fenomenológicos al desarrollo de la salud individual y colectiva. Conferencia presentada el domingo 7 de junio de 2009 dentro del marco del IV Congreso Internacional del Secretariado Internacional De Enfermeras y Enfermeros del Espacio Francófono (SISIIEF) del 7 al 11 de junio de 2009
Conault N. (2009) Como pagamos los errores de nuestros antepasados: una introducción a la psicogenealogía. Obelisco: España
Hellinger B, Hovel G (2000) Reconocer lo que es. Heder: Barcelona
Hellinger B. (2002) Ordenes del amor. 2da. Ed. Heder: Barcelona
Oblitas L. (2008) Psicoterapias contemporáneas. Cengage Learning Editores: México
Pastor A. (2003) Los adolescentes y sus educadores desde una perspectiva sistémica y evolutiva. Ponencia presentada en el encuentro “Los adolescentes y sus emociones: Actitudes saludables para la vida” celebrado el 10 de mayo de 2003 en Madrid.
Vallejo M. (2009) Constelaciones familiares para liberar la energía del amor y de la vida. Aguilar: México

Be the first to comment

Deja un comentario