8 claves para reducir la sensibilidad dental

En la imagen, una boca en una cara femenina, mostrando sus dientes blancos y perfectos.

Todos hemos sufrido de vez en cuando sensibilidad dental, en especial al tomar alimentos muy fríos o calientes. Es desagradable y aparece cuando menos te lo esperas, en medio de una comida con la familia, tomando el café de la mañana, el helado de postre, etc. Sin embargo, también hay personas que tienden a tener sensibilidad dental más frecuentemente que otras, lo cual puede ser molesto, hasta el puno de tener que evitar ciertos alimentos.
Quienes padecen sensibilidad dental describen la sensación como un dolor punzante, una especie de escalofrío doloroso que te atraviesa la mandíbula. Puede ocurrir tras tratamientos dentales como los blanqueamientos de dientes, extracción de muelas o un empaste. Pero también es frecuente que aparezca como consecuencia del desgaste dental al que sometemos nuestros dientes a diario. El consumo de gaseosas o alimentos ácidos como algunas frutas producen desgaste a largo plazo que pueden con el tiempo empeorar.

8 claves para reducir la sensibilidad dental

1- Sigue una correcta higiene bucal
Muchas personas con sensibilidad dental sufren enormemente cuando deben cepillarse los dientes, sin embargo, si no lo hacemos solo vamos a empeorar los síntomas. Cepillarse los dientes al menos 2 veces al día previene la sensibilidad dental y protege a los dientes y encias. Si desgraciadamente ya sufres de encías sensibles opta por un cepillo de cerdas finas, o mucho mejor, cómprate un cepillo eléctrico. Con un cepillo eléctrico reducimos en más de la mitad la fuerza que aplicamos en los dientes durante el cepillado porque si hacemos fuerza el cepillo tiende a desviarse. Solo hace falta pasar el cepillo por encima, nunca se debe de hacer fuerza. Por otro lado, la pasta de dientes que escogas también tiene que ser adecuada.
2- …Pero sin pasarte
Un cepillado excesivo puede dañar las encías y esmalte de los dientes. Por eso, aunque estés usando un cepillo de cedras suaves ten especial cuidado con la presión, sobre todo cuando pases el cepillo por la línea donde comienzas las encías. Si eres muy brusco puedes retraerlas, desgraciadamente una vez retraídas ya no se recuperan.

3-Evita los alimentos y bebidas ácidas
Los refrescos tipo gaseosas, el vino, sidra, vinagre y los zumos de fruta tienen ácidos que con el tiempo dañan el esmalte de los dientes y facilitan la aparición de sensibilidad dental, por eso es mejor evitarlos en la medida de lo posible. Las frutas contienen ácidos naturales que en exceso erosionan el esmalte, sin embargo, los principales factores de riesgo son las bebidas gaseosas porque contienen ácido fosfórico en su composición. Si aun así, si te mueres por una limonada o un refresco de cola al menos usa pajita, evitarás que la bebida esté tanto tiempo en contacto directo con los dientes y el impacto será menor. También evita el cepillado hasta al menos una hora tras tomar ácidos porque solo cnseguirás potenciar su efecto.
4- Pasta de dientes para encias sensibles
Existen pastas de dientes especiales que evitan o reducen en gran medida la sensibilidad dental. Son pastas que en su composición tienen nitrato de potasio, esta sustancia disminuye el hinchazón de las encías y recubre la base del diente (donde comienza el nervio) para que al tomar cierta clase de alimentos no nos produzca sensibilidad. A su vez los enguajes bucales con fluor fortalecen las encias y el esmalte de los dientes, eso si, debes asegurarte de que no tenga alcohol. No debemos confundir estos enguajes con los que se venden en caso de gingivitis, al igual que los otros también disminuyen el dolor pero estos últimos contienen una fuente de clorhexidina y pasadas dos semanas tras su uso produce efectos secundarios, entre otros manchas en los dientes, no es nada grave porque con el tiempo acaban desapareciendo pero puede resultar desagradable los primeros días.
5-Corrige los malos hábitos con tus dientes
Hay hábitos que hacemos sin ser conscientes realmente del daño que les estamos generando a dientes y encías. Por ejemplo, uno muy extendido es el uso del palillo de dientes. Si se te ha quedado comida entre los dientes usa seda dental, es la forma más efectiva de llegar a las zonas de comida a las que no llega el cepillo, acostúmbrate a llevar un envase en tu bolso, ni pesa ni ocupa. Algunas personas sangran y usar la seda, la sangre puede ser normal si nunca te has pasado la seda, es porque tus encías están colapsadas de sarro y otras porquerías y al quitarlo el diente se resiente, solo serán las 3 o 4 primeras veces, después ya no te sangrarán más y tus dientes y encías te lo agradecerán. Si aun así la seda no te convence puedes masticar un chicle, no es tan efectivo pero al menos los trozos más molestos se quedarán pegados a la goma. Si escarbas con el palillo dañarás las encías y el esmalte.
Por otro lado, evita cortar o triturar cosas con los dientes que no sea comida… Hay personas que usan su dentadura para como cascanueces o tijeras.
Por último, si tienes bruxismo deberás ir al dentista para que te haga una férula a tu medida a la hora de dormir. Es uno de los principales desencadenandtes de la erosión dental que desgasta el esmalte y a largo plazo puede quedar expuesta la dentina.

6- Huye del tabaco
Junto con los ácidos, el tabaco también es un agente potencial de sensibilidad dental porque contribuye al reitramiento de las encias.
7- Como aliviar los síntomas
Disuelve en un vaso de agua media cucharadita de bicarbonato de sodio y haz gárgaras con ella. Sirve para reducir los síntomas. También puedes usar menos agua, formando un ungüento y utilizarla como pasta de dientes casera.
Otro remedio casero es usar aceite de canela después de tomar bebidas muy frías o calientes. Para ello con un algodón moja un poco de aceite de canela y frótatelo por las encias cuando te estén dando las punzadas. Eso aliviará los síntomas de forma automática.

8- Acude al dentista
Hay ocasiones en las que vas a tener que acudir al dentista si o si.
-El deterioro dental es evidente.
-El dolor aparece al menos una hora y no termina de irse.
-La encía de la parte afectada ha cambiado de color.
-Solo es un diente o muela la que tiene sensibilidad, eso significa que el nervio está afectado.

 

 

 

Sara Poyo Lorenzo
Fuente: www.msn.com

Be the first to comment

Deja un comentario